viernes, 17 de mayo de 2013

Gijón italianizado

Últimamente me he acostumbrado a hacer y deshacer maletas, una tras otra, a veces sin mucho tiempo entre ellas.

Esta vez la estancia ha sido de tres meses y las maletas estás preparadas para volver a casa. Esta vez no se trata de un viaje, ni de unas vacaciones ni nada por el estilo. Lástima.

Cuando me voy para algún lado, cada maleta que hago la lleno de ropa, apuntes y otras cosas del día a día. Cuando vuelvo siempre necesito un poco de espacio más para guardar todo esos recuerdos, enseñanzas y buenos momentos vividos.

En esta ocasión necesito mucho espacio de más en comparación con el que precisé a mi llegada. En tres meses aquí tengo que volver a casa con mucha más experiencia, mucha más ilusión, muchos más conocimientos y mucha más seguridad (y ya tenía mucha) en que quiero dedicarme a esto. La experiencia no ha podido salir mejor, los alumnos han ayudado, el ambiente ha sido adecuado y creo que he cumplido y evolucionado como debía para italianizar un poco Gijón.

Mañana toca poner rumbo a otro lado. Toca cerrar una maleta con tres meses dentro. Ojalá pueda volver y, si no vuelvo, que sea porque me espera algo mejor.

Ci vediamo Gijón!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario